lunes, 10 de diciembre de 2012

Benedicto XVI pide de nuevo que se respeten las normas litúrgicas

Recientemente el Santo Padre ha pedido de nuevo que se respeten estrictamente las normas litúrgicas de la Iglesia, es notable la insistencia con la que nuestro Papa hace la misma solicitud, y desconcertante el intento de muchos sectores de ignorar dicho pedido, he aquí sus palabras en la reciente visita de los Obispos de Francia:
"Conociendo el cuidado con que Vosotros quereis rodear vuestras celebraciones litúrgicas, os animo a cultivar el arte de celebrar, a ayudar a vuestros sacerdotes en este sentido, y a trabajar sin descanso para la formación litúrgica de los seminaristas y de los fieles. El respeto de las normas establecidas expresa el amor y la fidelidad a la fe de la Iglesia; la belleza de las ceremonias, mucho más que las innovaciones y los ajustes subjetivos, constituye una obra duradera y eficaz de evangelización."

Benedicto XVI 

viernes, 30 de noviembre de 2012

El Pueblo Opina


Estimados lectores: 

¿Que contacto han tenido con la Misa Tridentina?
¿Por qué desean tener acceso a la Misa Tridentina, que los motiva?

En agosto se publicó un formulario para los interesados de nuestro país en asistir a la Misa Tridentina que organiza Una Voce Costa Rica - grupo laical debidamente aprobado por la Santa Sede - , que incluía estas preguntas. A continuación publicamos algunas de las respuestas recibidas.


1. He asistido a muchas, tanto en Costa Rica como en otros países, y me encanta. 
2. Si, en las misas coordinadas por Una Voce Costa Rica, las cuales son de mi gran agrado. 
3. Nací en ella, me crié en ella, estudié con ella, me bautizaron en ella, hice mi primera comunión en ella, y me casé en ella. 
4. Aunque no he dejado de nutrirme durante 40 años con el modo post conciliar, tampoco he dejado nunca de extrañar la solemnidad sacrificial y la perfección litúrgica de la MISA DE SIEMPRE. 
5. He conocido la misa tridentina de tres formas:
a. Por el deseo manifestado por el Papa (y otros obispos) en sus locuciones y escritos dirigidos a presentar los argumentos con los que espera comprendamos   la importancia de recuperar lo que, sin razón de por medio, ha caído en desuso.
b. Por conocer el Magisterio de la Iglesia, particularmente, el presentado por Ecclesia Dei y el Papa en su motu propio Summorum Pontificum, la Carta a los Obispos que la acompaña y la Instrucción Universae Ecclesia.
c. Por haber asistido a varias misas tridentinas en Costa Rica y México. 
6. Deseo tener acceso a ella porque, de ser posible, es bajo la forma extraordinaria de la misa a la que elegiría asistir todos los domingos y días de precepto. Sería muy importante para mí que  incluso fuera celebrada cada semana (o con mayor frecuencia) para poder asistir. 
7. Por ser la expresión más auténtica de la liturgia católica. 
8. Me crié con la misa Tridentina. Amo el latín y extraño mucho el silencio y el respeto con el que se acudía a la Santa Misa.  Los cantos actuales, la distribución de la Eucaristía por Ministros extraordinarios y otras cosas me parecen una aberración. Sin embargo respeto la posición del Concilio Ecuménico en cuanto al Novus Ordo. Hay mucha disparidad en lo que dice el Concilio y lo que se practica ahora.
 
9. Me sería más fácil asistir entre semana por motivos familiares. 
10. Oí hablar de esa misa a través de la Virgen de las Rosas, (Vidente no aprobada), pero ahí escuché por primera vez hablar de la Misa Tridentina. Luego busqué en Internet y finalmente tuve la oportunidad de asistir a dos de las misas con el Padre Fryar. 
11. Siento una sed de aquella reverencia y mística presente en la Misa Tridentina, pero que sin embargo se ha ido perdiendo a lo largo de los años. 
12. Es la misa que conocí en mi niñez y me alegraba cada vez que mis padres me llevaban, allí me compraban libros para niños para seguirla y conmovían mi corazón. Luego llego el Novus Ordo que bien celebrado también lo aprecio como una joya vital. Pero creo que la Tridentina es muy importante a modo de profesión de fe en las verdades definidas por el Concilio de Trento acerca de la Santa Misa, la Presencia Real por Transubstanciación y demás aspectos del Sacrosanto Sacrificio y Sacramento ante tantos errores. 
13. Hasta ahora solamente la he visto en video, y he leído sobre ella de cómo era que se celebraba antes del Concilio Vaticano II. Me parece que el rito es sumamente serio, formal, respetuoso, puede uno concentrarse más en lo que se hace. Me motiva el amor a Jesús, a lo tradicional. 
14. En mi juventud fui muy allegado a los padres dominicos de la Iglesia de la Dolorosa y aprendí muy bien el rito antiguo, el cual apreciaba especialmente. Post Concilio Vaticano II, me sentí perdido, pues nunca he podido acostumbrarme al Novus Ordo. 
15. He leído información en internet y recibido información de mis amigos. Me parece que en este tipo de misas la atención se centra totalmente en Jesús Sacramentado y eso me llena mucho. 
16. No he tenido contacto directo con la Misa Tridentina, pero sí un deseo vivo de vivir la celebración del Santo Sacrificio de la Misa según la Forma Extraordinaria, reconociendo en ella todo el bien espiritual que posee la Iglesia, la Tradición sagrada bimilenaria y la forma que ha llevado a la santidad a muchísimas almas. 
17. No he podido participar aún de una Misa Tridentina, desgraciadamente me enteré un día después de la última celebración que realizaron. Desde entonces he querido participar del Santo Sacrificio de esta manera tan hermosa, como lo es el rito, ahora extraordinario, pero que mis abuelos y demás ancestros pudieron vivir de manera tan hermosa.
 
18. Me interesa mucho vivir y ser parte de una tradición que por desgracia ha sido tan olvidada y es por eso que aplaudo la iniciativa que ha tenido este grupo   de permitirnos a personas jóvenes como yo poder compartir y vivir una Misa Tridentina aquí en nuestro país. 
19. Porque representa más perfectamente el Santo Sacrificio de la Misa... y es más sublime. 
20. Viví diez años en Praga donde asistía a la misa tridentina regularmente. Soy profesor de latín y de literatura clásica en la Universidad de Costa Rica y rescatar la misa tridentina no sólo es un gran paso en materia de la religión católica en Costa Rica, donde un rito tan religioso le es más cercano a algunos fieles, sino también como actividad de gran interés cultural ya que presenta la tradición de la iglesia y la continuidad del latín como lengua de cultura. Una comunidad de fieles más culta es siempre una muy buena imagen para la misma iglesia católica. 
21. Tengo 17 años, conocí la Misa Tridentina por la Asociación de Derecho Pontificio Una Voce CR, debo decir que he quedado admirado de lo sacro, la belleza y el misterio que se aprecia cuando se celebra según la Forma Extraordinaria del Rito Romano. Por eso quiero que esa Forma Extraordinaria sea mi forma Ordinaria, cada Domingo y en cada fiesta de precepto. 
22. Me parece una forma simbólica de manifestar unidad de fe 
23. Asistí a la misa que se celebró el 25 de julio en San Joaquín de Flores y la misa realmente se vive, se disfruta y nos pone en contacto con Dios como lo hicieron tantos santos a través de la historia. 
24. Me eduqué en un colegio salesiano donde todos los días asistíamos a misa y yo pertenecía al grupo de acólitos y del coro. Además mi familia ha sido tradicionalmente católica y con sacerdotes en varias generaciones. 
25. En realidad solo he asistido a una hace poco, me sentí un poco perdida pero me gustó y pienso que con el tiempo le tomaría más el gusto, además me encanta comulgar de rodillas y siempre comulgo en la boca. 
26. Por el momento sólo asistí a la Misa celebrada en San Joaquín de Flores el 25 de julio pasado. Motivos deben sobrarle a un católico, para mencionar alguno, siento la necesidad de lo trascendente de un modo más contemplativo, más espiritual. Que realmente perciba el misterio sagrado que sucede en el Altar   domingo a domingo. 
27. Me interesa mucho por la solemnidad y el respeto que se muestra en cada uno de los ritos, especialmente en el momento de la consagración y al recibir la Comunión. 
28. He investigado acerca de esta misa y he asistido en una ocasión, así como a   charlas al respecto. 
29. No he tenido participación en una Misa Tridentina, sin embargo, sabiendo la   importancia de la Santa Misa, e informándome sobre el tema, deseo ardientemente vivir la Santa Misa de la manera más sublime posible, esto debido a que actualmente en las parroquia y demás templos, la celebración se hace de una manera tan simple, es aquí donde me preocupa la tibieza de muchos sacerdotes, que celebran por cumplir, sin hacer conciencia del Maravilloso Milagro que se da en el altar.
 
30. Estos son los motivos que me mueven e inquietan a participar de la Santa Misa Tridentina.
Creo que si muchos participamos, así lograremos arraigar en nuestro corazón y entendimiento el Verdadero Valor de la Santa Misa, el Gran Milagro, la Presencia de Dios mismo en medio de nosotros, dándose en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad para nuestra santificación. 
31. He seguido grupos en Facebook, pero nunca he asistido a alguna. Pero me   encantaría conocer cómo es la Misa Tridentina, que he escuchado que es una experiencia maravillosa. 
32. Me ha fascinado su valor espiritual y sagrado a tal punto de estudiar e investigar más acerca de ella y un deseo inmenso por vivirla en persona. 
33. No he tenido ninguno. Pero me encanta la misa y su orden en la liturgia. 
34. Aunque la misa es la actualización del sacrificio de Cristo, en este tipo de misa se hace más reverencia, por lo tanto, el espíritu se activa de gran manera, concentrándose en la gran alabanza que hay que tener en este tipo de misa. 
35. En la misa normal de hoy en día, el sacerdote parece que está dando un servicio religioso y no un culto de adoración a Jesús. 
36. Por medio de EWTN y con las transmisiones de Roma, aprecio y me deleito en rezar el Rosario en latín, y porque he notado que tengo facilidad para   entender y hablar el latín. Además espiritualmente me llena más...me parece que se está más en comunión con Dios.
 
37. Definitivamente, porque es en la que mas vivimos ese contacto con Dios, nos eleva espiritualmente...! Gloria a Dios, que así sea!!! 
38. Me ha motivado lo que ha escrito y ha solicitado el Papa Benedicto XVI para que vivamos la Santa Misa. Ya participé a la que se celebró en San Joaquín de Flores. Fue una experiencia de mucha bendición para mi vida espiritual. Los cantos, las oraciones permiten que uno viva desde el alma y entre a una presencia muy especial de recogimiento. Los asistentes brindaron un gran respeto al templo. Fue una Santa Misa celebrada con gran solemnidad y mucho   amor. 
39. Porque hay un mayor acercamiento con Dios y con la doctrina de la Iglesia Católica. 
40. Creo que es una misa más apegada a nuestra tradición católica y estoy tratando de cimentar más fuerte mi fe, y creo que esta celebración colaborará en ese sentido.
 
41. Conocer las raíces de nuestra religión y vivir el sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo como nos lo pide el Papa Benedicto XVI. 
42. Sí, a la que hicieron en San Joaquín de Flores en Heredia. 
43. Pude asistir a la misa que realizaron en la Parroquia de San Joaquín de Flores en Heredia, y me encantó, realmente le encontré sentido a muchas partes de la Eucaristía...!! Quisiera aprender más sobre la misa Tridentina, poder practicarla a profundidad. 
44. Lo sublime de la Misa, en especial en la consagración.
 
45. He visitado dos veces la misa tridentina, gracias a una persona que me comentó. Y desde entonces he visto con profundo respeto el ser católico. La solemnidad del rito recuerda lo más sagrado de nuestra fe. 
46. Por dar la mayor gloria a Dios... además de paz y reposo al alma. 
47. Me parece una experiencia muy buena, pero no he tenido la gracia de asistir a una, pero si estoy dispuesto a asistir si me lo permiten. 
48. Asisto a la Misa Tradicional en la parroquia de St. Joseph en Richmond Virginia con la Fraternidad de San Pedro. Soy de Costa Rica y mi esposo y yo estamos pensando regresar, nos encantaría ayudarlos de alguna manera. Gracias por el esfuerzo que están haciendo. Están en nuestras oraciones. 
49. Me gusta la misa tridentina porque en ella veo una manifestación de fe que no veo en la misa del nuevo misal. Me gusta porque así puedo orar y celebrar el   sacrificio de Cristo tal y como se hizo durante siglos. 
50. Regresé a la Iglesia hace tres años y estoy sediento de la sacralidad perdida   de la Santa Eucaristía; quiero alimentarme de su esencia original. Me duele asistir a misas espectáculo en las que casi nadie parece estar al tanto de qué sucede y Quién está presente ahí. 
51. En mi juventud conocí bien este rito, ya que fui muy allegado a los padres dominicos de la iglesia La Dolorosa en San José. Siempre consideré que la abolición de facto del Rito Tridentino fue un error del Concilio, pues el uso del latín era un símbolo de universalidad de la Iglesia Católica, además de la belleza del rito antiguo. A través de internet he entrado en contacto con varios sitios tradicionales, y sabía desde hace tiempo de la existencia de Una Voce Internacional., por lo que me alegré mucho cuando supe de la apertura de un capítulo de esta organización en Costa Rica, ya que nuestro país era uno de los pocos en Latinoamérica que no contaba con dicho capítulo. 
52. No he tenido contacto con la Misa Tridentina, sin embargo, deseo participar de ella, esto porque considero que la Santa Misa debe celebrarse con todas las   formalidades que merece, y según he podido averiguar es así como se celebra la Misa Tridentina. 
53. Recuerdo la Misa Tridentina en mi juventud, aunque no la entendía en esa época. Después del Concilio comencé a apreciar la Santa Misa, aunque me interesaría asistir al rito antiguo

Nota: Las manifestaciones anteriores no representan necesariamente la opinión o punto de vista de Una Voce Costa Rica, empero si comparten el espíritu de fondo: el gran deseo de poder asistir de manera regular a la Santa Misa en su Forma Extraordinaria. Es una manifestación de la fe del pueblo humilde y piadoso de Costa Rica. En resumen, “esta es la  fe del bienaventurado San Pedro, y de los Apóstoles; esta es la fe de los Padres; esta es la fe de los Católicos” - Sacrosanto Concilio de Trento.
 

domingo, 25 de noviembre de 2012

Carta Abierta a los Amigos de Una Voce Costa Rica


Domingo 25 de Noviembre de 2012.
Último Domingo después de Pentecostés.

Estimados Amigos de Una Voce Costa Rica,

La paz sea siempre con vosotros. Como es de vuestro conocimiento, Una Voce Costa Rica es el capítulo nacional de la Federación Internacional Una Voce, conformada por laicos amantes de la tradición católica, y que con la debida aprobación de la Santa Sede trabaja de la mano del clero desde 1967 por la restauración y promoción de la Santa Misa Tridentina (hoy conocida como Forma Extraordinaria del Rito Romano), de la polifonía sagrada y de la cultura eclesiástica del rito latino en general.

En nuestro país nuestra asociación ha comenzado a trabajar en la restauración de la Misa de Siempre desde finales del año 2011, procurando hacerlo en un espíritu de unidad, obediencia y amor cristiano, tal como lo expresa el Santo Padre Benedicto XVI, Papa Reinante, en su Motu Proprio Summorum Pontificum (la instrucción universal que aclaró que todo sacerdote del rito latino puede celebrar la Santa Misa ya sea en su forma ordinaria, con el Misal de Pablo VI, o en la Extraordinaria, con el Misal del Beato Juan XXIII). Nos propusimos lograr este cometido buscando la guía y cuidado pastoral de nuestro obispo, Su Excelencia Reverendísima Monseñor Hugo Barrantes, en unidad con varios sacerdotes interesados en la celebración de esta Misa. 
Es de nuestro conocimiento que existe un gran interés por parte de muchas almas esparcidas por todo el territorio nacional que desean acudir a la Santa Misa en la Forma Extraordinaria. Esto lo constatamos al observar la gran cantidad de fieles que amablemente llenaron el formulario de “Amigos de Una Voce Costa Rica” publicado el pasado 2 de septiembre de 2012. Agradecidos por todo el apoyo recibido queremos ofreceros un pequeño resumen de la situación actual en que nos encontramos.

Si bien es cierto que el Motu Proprio Summorum Pontificum otorga la facultad a todos los párrocos a disponer de la Misa Tridentina en sus iglesias de forma pública sin la necesidad de permisos adicionales de sus superiores, hemos constatado que existe cierta prudencia por parte de los sacerdotes interesados, quienes prefieren contar con la venia del Señor Arzobispo. Esto es algo natural en tanto el tema de la Misa Tridentina representa aún polémica para ciertos sectores del clero. Respetando este deseo y actuando en un espíritu de unidad y obediencia, Una Voce Costa Rica ha estado realizando las debidas gestiones para obtener un horario establecido para la Misa Tridentina de modo público y regular. Representando a todos los católicos interesados en asistir a esta misa, hemos sostenido reuniones con el Señor Arzobispo y con sacerdotes interesados, en donde hemos expuesto claramente nuestro proyecto. Además, hemos procurado tener a dichas autoridades informadas en todo lo referente a nuestras gestiones.

Cabe mencionar que todas las recomendaciones y peticiones que se nos han hecho, tales como contar con un sacerdote debidamente preparado o tener el material bilingüe para los fieles, han sido cumplidas al pie de la letra y hoy por hoy nos encontramos debidamente preparados para celebrar de forma pública y multitudinaria

El pasado 20 de octubre enviamos una carta a Monseñor Hugo Barrantes solicitando formalmente que conceda una motivación o bendición para el proyecto de la Misa Tridentina, siguiendo así lo que los señores párrocos nos han pedido, y buscando así la guía pastoral de nuestro Señor Arzobispo, tan necesaria para cualquier proyecto que se desee hacer en espíritu de unidad y obediencia cristiana. Hasta el momento seguimos a la espera de una respuesta por escrito de nuestra solicitud, por lo que no se ha podido dar inicio a las celebraciones públicas de la Santa Misa en su Forma Extraordinaria.

Por todo esto les rogamos que oren por la pronta aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum en nuestro país, que es ley universal de la Iglesia, de modo que muchas almas se beneficien de lo que el Santo Padre considera “un tesoro precioso que se debe conservar”. Esta motivación es la que nos debe guiar hoy y siempre, pues “esta es la  fe del bienaventurado San Pedro, y de los Apóstoles; esta es la fe de los Padres; esta es la fe de los Católicos” - Sacrosanto Concilio de Trento.

Daniel Vargas
Presidente UVCR

Jose Pablo Arias
Vicepresidente UVCR

Daniel Mora
Secretario UVCR

----------

Si aún no habéis firmado en apoyo a la Misa Tridentina para Costa Rica, podéis hacerlo siguiendo las instrucciones en este enlace:  click aquí.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Es impensable que quien accede al sacerdocio no sepa Latín

Estas son las palabras de Ivano Dionigi, Presidente de la recientemente creada Pontificia Academia para la Latinidad, presentamos a continuación, el contexto completo de sus palabras:
"Es impensable que quien accede al sacerdocio no sepa latín. La liturgia es latina, la filosofía, la patrística y escolástica, es latina. En un seminario debería volverse a estudiar la lengua de la Iglesia."

miércoles, 21 de noviembre de 2012

La Santa Sede exige uso de vestiduras clericales para sacerdotes y religiosos


Recientemente se han publicado nuevas normas para sacerdotes y religiosos que laboran en las oficinas vaticanas en lo que respecta a la obligateriedad de utilizar sotanas, habitos o clergy-man, presentamos a continuación un artículo que explica la disposición:

Publicado en LA GACETA

Benedicto XVI prefiere gobernar la Iglesia más con el ejemplo que con el mandato. Son muchas las muestras de ello. Sus misas son puro seguimiento de la rúbrica, sin “creatividad” alguna. La disposición del altar, candelabros, cruz en el centro del mismo, está siendo imitada desde humildes parroquias a grandes catedrales, aunque quede todavía mucho camino que recorrer. Lo mismo cabe decir respecto a la introducción del latín en las partes comunes y en el canon. En España, si todavía no ocurre con el canon, es ya muy corriente que en misas episcopales el Gloria, el Credo y el Sanctus se digan en latín. También es muy aleccionador que el Papa sólo distribuya la comunión de rodillas y en la boca.

Aunque en ello todavía sea muy minoritariamente seguido. Pero en sitios ya ha reaparecido el comulgatorio, a veces de quita y pon, y los fieles son cada vez más conscientes de que el comulgar en la boca o de rodillas y en la boca es un derecho que tienen y en ocasiones hasta lo reclaman. Y en más de una ocasión han sido respaldados por el obispo local. Si con gusto o a contrapelo es otra cuestión. De todo habrá.

En esa línea parece ir la recientísima disposición de la Congregación para el Clero, respaldada por la Secretaría de Estado, sobre el modo de vestir de sacerdotes y religiosos en el Vaticano. Que será obligatoriamente para los primeros la sotana o el clergyman, y éste sin pintoresquismos, negro o gris, y para los religiosos el hábito respectivo. Se podrá decir que ahora no estamos ante un ejemplo sino ante una disposición taxativa ante la cual no cabe la libertad de seguirla o no. Pero si tenemos en cuenta que en el Vaticano eso se cumplía casi generalmente, por lo que sería un mandato casi inútil, no es arriesgado pensar en el a ti te lo digo, Pedro, para que lo entiendas, Juan. Por lo que da la impresión de que estamos ante otra catequesis general y no limitada a la Ciudad del Vaticano.



Una de las muchas cosas que barrió el “espíritu” del Concilio ha sido el aspecto externo de sacerdotes, religiosos y monjas. El aseglaramiento, con contadas excepciones, ha sido general. Nada permitía distinguir externamente a un sacerdote o a un religioso de un simple laico. Con las religiosas no cabría decir lo mismo de muchas pues, aunque abandonado el hábito, eligieron un atuendo tan fachoso y repetitivo que, vistiendo de seglares, todo el mundo las identificaba: eso sólo puede ser una monja.

No hay una sola razón que aconseje el camuflaje. Se dijo que de ese modo se aproximaban más a los fieles. Y sobre todo a los jóvenes. Los hechos se han encargado de quitarles la razón. Cada vez tienen menos fieles y no hay un joven “aproximado” en quien nazca la vocación. Es que, para ser como esos, mejor uno se queda en el mundo. No valen argumentos contra la contundente realidad. No atraen a nadie. Espantan. Las congregaciones que tienen vocaciones, algunas de ellas numerosísimas, visten hábito. Las que lo han dejado caminan aceleradamente a la desaparición.

Es curioso que ya en muchos lugares los jóvenes sacerdotes llevan con santo orgullo el clergyman. Desde que son ordenados diáconos. Pero eso todavía no es general en España. Y todavía hay diócesis en las que encontrar un clergyman por la calle es más difícil que una aguja en un pajar. También en algunas, con seminarios pésimos y seminaristas que es incomprensible que puedan ser ordenados, que todavía las hay, el traje sacerdotal es heroico en quien quiera llevarlo. Y la sotana ya no digamos. Incluso hay obispos, aceptables por otros conceptos, que rechinan ante una sotana. Y aconsejan, cuando no mandan, que no se lleve.

Sólo hay un argumento en contra. El riesgo de que en alguna ocasión puedan insultar a quien lo lleve. Son gajes del oficio. Previstos ya por el mismo Cristo: “Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan y con mentira digan contra vosotros todo género de mal por mí. Alegraos y regocijaos porque grande será en los cielos vuestra recompensa”.

domingo, 18 de noviembre de 2012

El Santo Padre promueve de nuevo el uso del Latín

El Santo Padre ha dado a la Iglesia un nuevo Motu Proprio, Latina Lingua, por el que instituye la Pontificia Academia de Latinidad, dependiente del Pontificio Consejo de la Cultura.  Este es un gran paso en la promoción del uso de Latín en toda la Iglesia, por lo que presentamos a continuación el texto íntegro del documento, al que recomendamos su lectura:
“La lengua latina ha gozado siempre de una alta consideración por parte de la Iglesia Católica y de los pontífices romanos, que han promovido con asiduidad su conocimiento y difusión, habiendo hecho de ella su propia lengua, capaz de transmitir universalmente el mensaje del Evangelio, como afirmaba la Constitución apostólica “Veterum Sapientia” de mi predecesor, el beato Juan XXIII”. 
En realidad, desde Pentecostés, la Iglesia ha hablado y rezado en todas las lenguas de la humanidad. Sin embargo, las comunidades cristianas de los primeros siglos, usaron ampliamente el griego y el latín, lenguas de comunicación universal en el mundo en que vivían, gracias a las cuales la novedad de la Palabra de Cristo encontraba la herencia de la cultura helenista y romana. Después de la desaparición del Imperio romano de Occidente, la Iglesia de Roma, no solo continuó empleando la lengua latina, sino que se hizo, de alguna forma, custodia y promotora de ella, tanto en ámbito teológico y litúrgico, como en el de la formación y de la transmisión del saber. 
También en nuestros días, el conocimiento de la lengua y la cultura latina resultan muy necesarios para el estudio de las fuentes de las que se sirven, entre otras, numerosas disciplinas eclesiásticas, como por ejemplo, la Teología, la Liturgia, la Patrística y el Derecho Canónico, como enseña el Concilio Ecuménico Vaticano. Además, en esa lengua están redactadas, en su forma típica, para evidenciar el carácter universal de la Iglesia, los libros litúrgicos del Rito romano, los documentos más importantes del Magisterio pontificio y las actas oficiales más solemnes de los pontífices romanos. 

En la cultura contemporánea se nota, no obstante, en el contexto de una decadencia generalizada de los estudios humanistas, el peligro de un conocimiento cada vez más superficial de la lengua latina, incluso en el ámbito de los estudios filosóficos y teológicos de los futuros sacerdotes. Por otra parte, en nuestro mundo, en que ocupan tanta parte la ciencia y la teología, encontramos también un interés renovado por la cultura y la lengua latina y no solo en los continentes cuyas raíces culturales ahondan en la herencia grecorromana. Esa atención es muy significativa ya que no atañe solamente a los ambientes académicos e institucionales, sino también a los jóvenes y estudiosos procedentes de naciones y tradiciones muy diversas. 
Por eso es urgente sostener el empeño de un mejor conocimiento y un uso más competente de la lengua latina, tanto en el ambiente eclesial, como en el mundo más vasto de la cultura. Para dar relieve y resonancia a ese esfuerzo, resultan muy oportunas la adopción de métodos didácticos adecuados a las nuevas condiciones y la promoción de una red de relaciones entre las instituciones académicas y entre los estudiosos con el fin de valorizar el patrimonio, rico y multiforme, de la civilización latina. 
Para contribuir a alcanzar esos objetivos -concluye el Santo Padre- y siguiendo las huellas de mis predecesores, con el presente “Motu Proprio” instituyo hoy la Pontificia Academia de Latinidad”.
Benedicto XVI 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Es normal celebrar la Misa Tradicional en Latín

Este es el pensar del Cardenal Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, sobre la Misa en la forma Extraordinaria del Rito Romano que ofreció durante la peregrinación tradicional que se llevó a cabo estos días en Roma. Incluímos algunas fotografías de la hermosa Misa Pontifical llevada a cabo en la Basílica de San Pedro y las palabras del Cardenal:

"(El objeto de la peregrinación es) dar gracias a Dios y gracias al Papa por el motu proprio que publicó hace cinco años, reconociendo el valor de la liturgia celebrada según el Misal del Beato Juan XXIII y señalar la continuidad con la tradición del Rito Romano. Reconociendo la liturgia anterior uno entiende que la reforma no significa acabar con las prácticas tradicionales antiguas"



"... (sobre la Misa celebrada el día 3 de noviembre) es una manera de mostrar a la gente que es normal que se utilice el Misal de 1962: hay dos formas de un mismo rito, pero hay un solo rito, por lo que es normal que se utilice durante la celebración de la Misa. Yo ya he celebrado una serie de misas según el Misal del Beato Juan XXIII y lo haré de nuevo con mucho gusto en esta ocasión." 




"La congregación a la que el Papa me ha llamado para actuar como Prefecto no se opone al uso de la liturgia antigua, aunque la tarea de nuestro dicasterio es mejorar el sentido de la renovación litúrgica según las directrices de la constitución Sacrosanctum Concilium y seguir los pasos del Concilio Vaticano II. A este respecto hay que decir que la forma extraordinaria del rito latino debe inspirarse en la Constitución conciliar, que en los diez primeros párrafos se centra en el verdadero espíritu de la liturgia y por lo tanto es relevante para todos los ritos." 




lunes, 29 de octubre de 2012

Recursos Adicionales

Una Voce Costa Rica pone a libre disposición diversos recursos de interés para todas las comunidades que se adhieren al Venerable Misal de San Pío V (Forma Extraordinaria del Rito Romano). Entre estos recursos están los siguientes propios, varios de los cuales no se encontraban anteriormente disponibles en latín-castellano. Para visitar esta sección deben hacer click en "Recursos adicionales" en el menú superior.
  • Misa Votiva por la Unidad de la Iglesia 
  • Misa Votiva Contra Paganos (Defensa de la Iglesia)
  • Misa Votiva por la Propagación de la Fe
  • Conmemoración de Santiago Apóstol (25 de Julio)
  • Propio Latín-Español - Conmemoración de San Pablo Apóstol (30 de Junio)   
  • Domingo 13º después de Pentecostés 
  • Domingo 18º después de Pentecostés

lunes, 15 de octubre de 2012

Misa Tridentina en el Vaticano

Compartimos un hermoso video de la parte final de una Misa en su Forma Extraordinaria celebrada en la necrópolis del Vaticano, donde se encuentran las tumbas de los Papas:



sábado, 29 de septiembre de 2012

La Misa de Siempre


La Iglesia Católica - única y verdadera religión - ha celebrado la Santa Misa, el Calvario mismo, renovado una y otra vez para nuestra salvación, desde los orígenes del cristianismo.
"23 Lo que yo recibí del Señor, y a mi vez les he transmitido, es lo siguiente: El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó el pan,
24 dio gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía».
25 De la misma manera, después de cenar, tomó la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza que se sella con mi Sangre. Siempre que la beban, háganlo en memora mía».
26 Y así, siempre que coman este pan y beban esta copa, proclamarán la muerte del Señor hasta que él vuelva".

- Primera Carta a los Corintios, Capítulo 11: 23-26.
El siguiente extracto nos mostrará como las comunidades primitivas cristianas (lo cual es sinónimo de católicas) celebraban el Augusto Misterio, con gran reverencia y amor, y nos motivará a seguirlo haciendo correctamente hasta el fín de los tiempos.
San Justino Mártir (103-165)
"En el día llamado Domingo, todos los que viven en las ciudades o en el campo se reúnen en un mismo lugar, y las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas son leídos, tanto como el tiempo lo permita; luego, cuando el lector ha terminado, el que preside instruye verbalmente y exhorta a la imitación de estas cosas buenas.

Luego todos nos levantamos y oramos, y del mismo modo que se dijo antes, cuando nuestra oración acaba, el pan y el vino son traídos, y el que preside en un modo similar ofrece oraciones y acción de gracias, según su habilidad, y las personas asientan, diciendo Amén; y hay una distribución para cada persona, y una participación de aquello sobre lo cual se ha dado gracias, y a aquellos que estuvieron ausentes una porción les es llevada por los diáconos.
Y no es ni pan común ni bebida común lo que recibimos; pero debido a que Jesucristo nuestro Salvador se hizo carne por la palabra de Dios y ofreció tanto carne como sangre para nuestra salvación, así del mismo modo, tal como hemos sido enseñados, la comida que ha sido convertida en la Eucaristía por la oración Eucarística establecida por Él mismo, y por el cambio mediante el cual nuestra sangre y carne se nutren, es ambos la carne y sangre de ese Jesús que se encarnó".
“Tomado de la Primera Apología de San Justino Mártir: Al emperador Antonino Pío y a los hijos adoptivos Marco Aurelio y Lucio Vero, al senado y al pueblo romano dirijo esta alocución y súplica en defensa de los hombres de toda estirpe, injustamente odiados y perseguidos - Año del Señor 148
Texto de San Justino ha sido traducido por Una Voce Costa Rica.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Lo que dicen los santos sobre...La Iglesia

"La Iglesia Católica es la obra de la Divina Providencia, lograda a través de las profecías de los profetas, a través de la Encarnación y la enseñanza de Cristo, a través de los viajes de los apóstoles, a través del sufrimiento, las cruces, la sangre y la muerte de los mártires, a través de la admirable vida de los santos, y en todo esto, en el momento oportuno, a través de milagros dignos de tan grandes obras y virtudes. Entonces, cuando vemos tanta ayuda de parte de Dios, tanto progreso y tanto fruto, ¿debemos dudar en envolvernos en el seno de la Iglesia?. Pues empezando con la silla apostólica, a través de la sucesión de obispos y aún hasta la abierta confesión de toda la humanidad, ella ha poseído la corona de la autoridad de enseñar" 
San Agustín (De Utilitate Credendi)

Tumba de San Agustin, Pavía, Italia

domingo, 2 de septiembre de 2012

¡Yo me apunto!


Una Voce Costa Rica, agrupación perteneciente a la Federación Internacional Una Voce, debidamente reconocida por la Santa Sede, comunica que ha puesto a disposición de todos los católicos de Costa Rica un formulario donde los interesados en la forma extraordinaria del rito romano (conocida también como Misa Tridentina, Misa de Siempre, o Misa Tradicional en latín) podrán agregar su nombre.

Con esta información Una Voce Costa Rica podrá mantenerlos al tanto de nuestras actividades, así como contar con una lista más precisa de los interesados en asistir a esta forma del Santo Sacrificio, la cual será de gran ayuda al solicitar a las autoridades eclesiales correspondientes la celebración de este Augusto Misterio.

Les pedimos coordialmente que completen el formulario y demuestren así su genuino interés en la Santa Misa y en la voluntad del Santo Padre Benedicto XVI, cual es preservar este tesoro de fe.  

Aquellas familias que tengan varias personas interesadas, les suplicamos que llenen un formulario por cada individuo.  Además, si conoce personas interesadas pero sin acceso a internet, no dude en contactarlas y ofrecerles inscribirlas.

Atentamente,

Una Voce Costa Rica
Ced jurídica No. 3-002-658463.

Para proceder a la
página del formulario.


 Recuerden además visitar nuestros otros sitios web:
www.unavoceinforma.com - La revista de la tradición católica.
www.reliquiascr.com - Apostolado de las reliquias.

Además de nuestros sitios en Facebook:
fb.com/unavocecr - Página principal
fb.com/reliquiascr - Apostolado de las reliquias
fb.com/unavoceinforma - La revista de la tradición católica.




martes, 28 de agosto de 2012

Sacerdote de Costa Rica Habla de la Misa Tridentina


Contenidos de la edición
de septiembre 2012.
Portada de la edición
de septiembre 2012.
El siguiente artículo es tomado del número de septiembre 2012 de la revista de Una Voce Informa, la revista de la tradición católica para el mundo hispano. Para continuar con este noble apostolado les pedimos que por favor colaboren comprándola, al simbólico precio de US$2, para así difundirla y continuar con esta obra que busca luchar por la libertad y exaltación de la Santa Madre Iglesia, la única y verdadera, por la instauración del reinado social y espiritual de Cristo Rey, por la conversión de los herejes y pecadores, y por la salvación de todas las almas. Para comprarla hacer click aquí. Si los métodos de pago que se muestran en dicha página no le funcionan, por favor contactarnos (info@unavocecr.com) para ofrecer otra opción.

¡Muchas gracias!
---------------------


Entrevista a un sacerdote fascinado con la Misa de siempre. José Pablo de Jesús Tamayo Rodríguez, o.c.e.: Sacerdote católico de la Arquidiócesis de San José de Costa Rica. Ordenado el 24 de Enero de 1979,  desde hace 30 años Superior de Opus Cordis Eucharistici; Asociación Pública de Fieles católicos de derecho diocesano,  en vías
a ser Instituto Secular, al presente colaborador de Una Voce Costa Rica. Accede a una entrevista de la Revista Una Voce Informa, con motivo de su estancia en Cuba, entre los fieles de Una Voce.

Buenas, tardes… sea bienvenido…
 
-Muy buenas tardes para todos.  Muchas gracias por invitarme por un lado a esta visita a Cuba, así como también a esta entrevista, que concedo con ánimo de servir desde esta Revista que tanto bien puede hacer a nivel de toda la Iglesia.

1.- Padre, Summorum Pontificum…  ¿Un problema o una riqueza?

Evidentemente… una riqueza, lejos está de ser un problema.  Para poder explicar mi respuesta a esta pregunta, ante todo quisiera decir, que desde que me ordené de sacerdote uno de mis mayores intereses e intenciones ha sido celebrar la Liturgia con sumo respecto y cuidado, consciente de que el sacerdote es un ministro de Cristo y  por tanto la celebración eucarística es un acto de Dios. Desde aquel 7 de Julio del 2007, el mismo día que el Papa publicó el Motu Proprio Summorum Pontificum inmediatamente lo obtuve y me adherí por completo a él, con la seguridad que era un tesoro inmenso para toda la Iglesia.  El Santo Padre por medio de Summorum Pontificum ha venido a facilitarnos un instrumento apto y sumamente válido, para profundizar en la riqueza del Misterio Eucarístico. Dada su importancia litúrgica,
doctrinal e incluso pastoral mi aplicación al mismo ha sido progresiva, hasta el punto que en la actualidad –en la libertad que el Papa nos ha regalado a los sacerdote y a petición de los fieles he decidido desde hace meses celebrar en exclusiva el Santo Sacrificio de la Misa  según la Forma Extraordinaria, respetando la validez de la Forma Ordinaria, celebrada de acuerdo a las rúbricas.  Lejos de ser un problema Summorum Pontificum es un magnifico instrumento, no solo para defender sino también para promover las tres fuentes de la revelación divina:  Palabra de Dios, Magisterio de la Iglesia y Tradición Católica.  Esta última nos permite vivir la experiencia del acto de Dios Creador, Salvador y Santificador del ser humano.

2.- ¿Para usted, qué importancia tiene la “reforma de la reforma”?

He pensado mucho en esa expresión, llegando a la conclusión de que S.S. Benedicto XVI, no ha pretendido en ningún momento reformar sino que más bien, siguiendo las mociones del Espíritu Santo, está tratando de renovar  -no innovar- repito: ¡renovar! la liturgia, devolviéndonos la Misa de siempre que nos fue quitada engañándonos con la idea de que estaba prohibida.  Entendamos el verdadero sentido etimológico del verbo renovar:  ¡volver a las fuentes!.  Y la fuente primordial de la liturgia católica es Dios mismo como fuente, centro y cumbre de la liturgia y vida de la Iglesia, que se mantiene muy especialmente en la Tradición.

3.- ¿Se considera, usted,  parte de la generación Benedicto?


No, no me considero de la generación Benedicto, ni es su intención que le sigamos a él, sino que con Su Santidad Benedicto XVI, me considero de la única y eterna generación eclesial que tiene su principio, centro y cumbre en Cristo Nuestro Señor, verdadera y perpetuamente presente en la Sagrada Eucaristía, en la cual renueva, no sólo recuerda, su Sacrificio Redentor en la Cruz.

4.- ¿Qué beneficios ha recibido, usted, de parte de la Liturgia Tradicional?

Desearía referirme  a algunos de estos beneficios en cuatro ámbitos:
        -Como sacerdote: He descubierto con mayor profundidad que el sacerdote, tanto en la liturgia como en la vida diaria, ha de ser víctima en Cristo: Víctima Perpetua y perfecta por la Eucaristía.
        -Como Superior de comunidad: Todos los miembros de nuestro Instituto Opus Cordis Eucharistici están experimentando no sólo la presencia real de Cristo en la Eucaristía de una manera más sobre abundantemente, sino también su propia inserción en Cristo y su entrega sacrificial, lo que nos ha traído una vivencia más profunda de nuestro carisma como Instituto Secular.
        -Como Iglesia: Hemos experimentado que la celebración de la Misa Tridentina le concede a la Iglesia una auténtica renovación de su vitalidad y de su poder en el Espíritu Santo, para renovarse y ser testigo de Cristo en el mundo.
        -Como cristiano: considero que la celebración de la Misa en su Forma Extraordinaria es camino para la solución de toda la problemática que vive la sociedad actual, centrándonos en Cristo Dios y Rey y no en el hombre.

5.- ¿Tiene miedo a la persecución que desata la opción en exclusiva o preferencial a favor de la Misa Tridentina?


Mi respuesta inmediata es: ¡No! Porque gracias al Señor, y exclusivamente por sus méritos esa persecución la he venido viviendo ya desde hace mucho tiempo aun celebrando en el Novus Ordo, por mantenerme fiel a la Doctrina Católica. Más ahora, habiendo experimentado lo precioso, lo fuerte, lo sublime de la Forma Extraordinaria o Tridentina ya he tomado la opción por continuar el resto de mi vida en el “usus antiquior,” tanto para la Celebración Eucarística como para el Oficio Divino. Y también lo haré paulatinamente para el resto de los Sacramentos y estoy seguro que muy posiblemente la persecución arrecie, pero continúo escondido en el Corazón de Jesús y en el seno de la Santa Madre Iglesia protegido por el Manto maternal de la Santísima Virgen María donde nada me puede dañar. Ellos mismos me ayudarán a conservar, guardar y promover este tesoro que desde hace miles de años Él concedió a su Iglesia.


6.- ¿Cómo lo ven el resto de los sacerdotes del Presbiterio?

En la experiencia que he tenido, considero que los demás sacerdotes del Presbiterio me ve con aprecio, me comprenden y hasta creo que internamente muchos de ellos desearían imitar estas acciones, -adherirse a la Tradición- pero reciben muchas presiones que les obstaculizan el lanzarse a esta experiencia, -repito- sublime. Son muy pocos los sacerdotes que me adversan.  Además, el daño no me lo hacen a mí, sino a la Iglesia, y esto es lo más lamentable.



7.- ¿Qué experimenta al celebrar el Santo Sacrificio de la Misa según
la edición del Misal Romano de 1962?


Debo reconocer el amor infinito de Dios, hacia todos sus sacerdotes, porque aun oficiando en el Novus Ordo, siempre que celebro la he experimentado muchísimos dones del Señor, pero estoy obligado de manera imperiosa a manifestar con gozo que esta experiencia ha aumentado grandemente, desde que comencé a celebrar ya hace prácticamente 5 meses en la forma Extraordinaria del Rito Romano. Menciono rápidamente algunas de esas experiencias: Reconocimiento de la grandeza de Dios y nuestra nada, que nos lleva a la tan necesaria adoración de Dios Uno y Trino. Fortaleza de Dios que le impulsa a uno a vivir cada día con mayor fidelidad.  Participación viva en el Sacrificio Redentor de Cristo que nos permite imitar en algún grado a la Santísima Virgen María en su papel de corredentora.  Mejor servicio de mi parte a la Iglesia y a cada Fiel que participa.

8.- ¿Encuentra un progreso espiritual superior en las almas de los
fieles adherentes a la liturgia pre conciliar?

En la experiencia que he tenido con los miembros de nuestra Obra y muy recientemente con los miembros de Una Voce Costa Rica y Una Voce Cuba, puedo afirmar sin temor a equivocarme y muy sinceramente que sí.  He visto en estos fieles un mayor crecimiento espiritual así como un impulso apostólico auténtico en cada uno de ellos.

9.-  ¿Cómo es la acogida por parte de los jóvenes?

Es muy diciente precisamente, que los jóvenes que se acercan a la Liturgia Tradicional poseen una mayor apertura a Cristo y su mensaje. Los jóvenes por la forma que viven hoy día en el mundo, no encuentran ideales nobles que les satisfagan, al tiempo de carecer de verdaderos y reales motivos para hacer de sus vidas una gran empresa, y cuando comienzan a asistir a la Misa Tridentina, he aquí que ocurre el milagro por medio del cual la sobrenaturalidad del acto sagrado les posee y llena de Dios, concediéndoles toda gracia, fuerza y valor, no sólo para ser hombres de bien y orientar sus vidas temporalmente, sino para ser testigos de Cristo. Ellos tienen sed de cosas sagradas, aun sin poder definirlo, y a Cristo se le encuentra muy fácilmente, con veracidad, en la Misa de siempre. Allí el sacerdote no se
contenta con hablarles de Cristo, sino que les introduce por medio del silencio, la contemplación, los signos y gestos y de la vivencia sacrificial, tan expresiva y manifiesta en la Forma Extraordinaria,  en el encuentro vivo con Cristo haciendo que el alma de estos muchachos se abra y responda con generosidad, siendo así mismo la fuente de inagotables, generosas y valientes vocaciones.

10.- ¿Qué consejo daría a los que temen acercarse a la Tradición Católica?

Acudo a la autoridad del Apóstol San Pablo que nos dice en su carta a los Tesalonicenses: “No apaguéis al Espíritu.  No despreciéis las profecías.  Probadlo todo y quedaos con lo bueno.  Absteneos hasta de la apariencia de mal”- (I Tes. 5: 19-22). Amen a Cristo que les espera en el Altar del Sacrificio. También nos dice el Apóstol San Juan:  “En el amor no hay temor, pues el amor perfecto desecha el temor; porque el temor supone castigo, y el que teme no es perfecto en el amor” (I Jn. 4: 18). Claro aun hay mucha ignorancia en este tema.  Es necesario que tanto los Sacerdotes como los Laicos con humildad se formen amplia y profundamente tanto en Historia de la Iglesia, como en Liturgia, Música y Arte Sagrado.

11.-  ¿ Es la Misa Tradicional una fuente extraordinaria y perenne de gracias?

Dice Nuestro Señor Jesucristo:  “Por  sus frutos los conoceréis”. (Mateo 7: 16 y 20)  No es palabra ni promesa mía, sino de Nuestro Señor Jesucristo.  Y la Santa Misa en las dos formas, pero sobre todo en la Extraordinaria es vivir el Sacrificio Supremo de Nuestro Señor, que es el único aceptado por Dios para la redención y santificación del ser humano. Acérquense, vívanlo y vean. Quienes lean esta entrevista podrán sacar sus propias conclusiones.

12.-  ¿De dónde brota entonces un odio tan viseral a la Misa Tridentina?

Este odio a la Misa Tridentina brota directamente del seno del infierno. Quien se opone a la Misa de siempre, ¿será católico sincero?..., y lejos está del amor de Jesucristo Sacramentado, Dios y Rey del Universo.

13.-  ¿Por qué un Novus Ordo? ¿Había necesidad de él? ¿Cuál fue la
real intención de los Padres Conciliares?


En este tema hay mucha confusión y más que todo desinformación… claro, todo muy convenientemente instrumentalizado. Me explico:  Habiendo leído los documentos Conciliares, especialmente Sacrosanctum Concilium y otros post conciliares, especialmente del Sumo Pontífice actual, no es difícil llegar al convencimiento de que la intención y el deseo de la inmensa mayoría de los Padres Conciliares, nunca fue de una reforma o de innovaciones  en la liturgia, sino fue un deseo profundo de una
auténtica renovación en continuidad con lo que ya habían implementado muchos Pontífices como San Pío V, San Pío X y Pío XII, en la línea de la Tradición Milenaria de la Iglesia, que es lo que Benedicto XVI ha denominado la hermenéutica de la continuidad.  Por ello, concluyo que la implementación de un Novus Ordo, no era ni necesaria, ni conveniente y nada más alejado de la voluntad de los Padres Conciliares, contrario a lo que se nos ha hecho creer precisamente por “los reformadores”, quienes lo único que hicieron fue seguir sus propios deseos, en abierta ruptura con la Tradición y el verdadero espíritu del Concilio Vaticano II, que se encuentra en el mismo y no necesariamente en la actividad seudo-eclesial que podemos calificar de postconciliar.

14.-  ¿Responde la Misa moderna a un intento de protestantización del
Catolicismo?


No lo diría yo, sino que se nos han adelantado los Eminentísimos Srs. Cardenales Bacchi y Otavianni.  La influencia del protestantismo, está en la raíz de las innovaciones, teniendo como principal causa un ecumenismo mal entendido.  Pienso que el protestantismo más bien ha sido, al igual que muchos sectores católicos, víctima de la masonería, y así no es el principal causante de lo anterior. El rompimiento de la hermenéutica de la continuidad considero que debemos encontrarlo en la infiltración masónica en los diferentes niveles de la Iglesia y la aplicación del ideario resultante de la revolución francesa, que se han personalizado tanto en el comunismo como en la mal llamada teología de la liberación, que la identifico más como “sociología de la liberación”, y que han ocasionado en todo el mundo la corriente de materialismo y de relativismo, fuerte y claramente denunciados por S.S. Benedicto XVI.

15.- ¿Es difícil comprender cómo  una inmensa mayoría de los santos de
la Iglesia Católica se santifican con esta Misa Tridentina?


No creo que sea difícil comprobar que ha sido la Misa Tridentina fuente de santificación para millones de almas a través de los siglos. Me remito a la afirmación de Nuestro Señor Jesucristo que ya he citado anteriormente en el Evangelio: “Por sus frutos los conoceréis.” (Mt. 7: 16 y 20).  Como fruto de la Misa, los santos amaron a Dios y al prójimo, lo que les capacitó a realizar monumentales obras de espiritualidad, de apostolado, de impulso para la fe católica… Hoy en día, la crisis de fe, de vocaciones sacerdotales, la falta de moral privada y pública, de respeto a la misma dignidad del ser humano redimido en Cristo, la falta del sentido trascendente de la vida en muchas personas, la corrupción de gobernantes que son pero no viven
como católicos… tiene su origen en la ausencia de la piedad y sacralidad que en grado superlativo posee el rito romano en su Forma Extraordinaria.

16.-  ¿Dejaría usted de decir la Misa de siempre?

No, y mil veces no, no existe poder humano que me obligaría a ello, sólo Su Santidad el Papa me persuadiría de ello y estoy convencido que eso no lo haría nunca el Papa, por el contrario allí está Summorum Pontificum.  En mi vivencia personal, mi actitud la refiero y me remito al Evangelio del tesoro escondido en el Campo (Cf. Mateo 13: 44). Yo lo he vendido todo para comprarle.

 17.-  ¿Qué consejos ofrecería usted a los fieles y sacerdotes que aún desconocen el Rito Romano en su Forma Extraordinaria?

A todos nuestros hermanos en la fe, tanto consagrados como laicos, les invito de todo corazón a poner en práctica aquel consejo de Nuestro Señor Jesucristo: “Rema mar adentro y echad vuestras redes para pescar” (Lucas 5: 4)  Estúdienlo, analícenlo, conózcanlo, vívanlo en profundidad y no por las apariencias. Este es el fruto de lo que les transmito en estas líneas como mi experiencia personal. Vale la pena, porque es Dios que nos envuelve y sumerge en su misterio de salvación y de plenitud.  ¡No tengan miedo!   Dios no hace mal a nadie, es imposible que la Misa pueda traer consigo algún mal, porque aquíhablamos de la Santa Misa, acto salvífico y santificante de Dios y no de actos humanos, sociales, ni de otra cosa.


18.-  ¿ Qué opinión merecen para usted  las relaciones entre la Santa
Sede y la Fraternidad Sacerdotal San Pío X?


Teniendo en cuenta una opinión expresada tanto por el Beato Juan Pablo II, como por el entonces Eminentísimo Cardenal Ratzinger en el sentido de que debía respetarse el deseo de muchos católicos de mantenerse fieles a la Tradición Litúrgica de la Iglesia, así como la opinión más reciente de Mons. Nicola Bux, en el sentido de que la plena comunión de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X con Roma sería una gran colaboración en el proceso de una autentica renovación doctrinal y litúrgica para toda la Iglesia, mi opinión personal fundamentada también en el análisis personal de todo lo  que ha sucedido en estos campos de doctrina y liturgia, especialmente en los últimos 30 años, es que ciertamente el acercamiento y la muy posible y deseada firma de un acuerdo canónico, será de una gran bendición para toda la Iglesia.

19.-  ¿Qué agradecería usted, en particular, al Santo Padre Benedicto XVI?

El Papa está conduciendo a la Iglesia con la pedagogía del Espíritu por aguas más tranquilas y seguras: esto lo traduzco en que estamos viviendo una auténtica renovación litúrgica, espiritual, doctrinal, moral de la Iglesia Católica.  Tuve la oportunidad de conocer personalmente al Cardenal Ratzinger cuando era Presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y a partir de entonces le he seguido continuamente, más ahora como Sumo Pontífice, lo que me ha beneficiado profundamente, contagiándome de su amor y centralidad en Cristo, su amor profundo a la Iglesia, y su entrañable y admirable fidelidad a la doctrina católica. Y por supuesto, el que nos haya dado el Motuo Proprio Summorum Pontificum como fruto de todo lo que acabo de mencionar.

20.-   ¿Cuál es su compromiso con las almas y la Iglesia? ¿Qué ha significado para usted el trato con el Movimiento Una Voce?

Sintetizo mi compromiso sacerdotal diciendo que en fidelidad a la Iglesia mi vida entera es para realizar la Gloria de Dios Uno y Trino sirviendo al mismo tiempo a la santificación de las almas, y ello desde lo que en nuestro Instituto llamamos el “Kérygma Litúrgico – Eucarístico”.  Ello me ha permitido descubrir una gran coincidencia entre Una Voce y Opus Cordis Eucharistici. Desde el inicio de mi relación con Una Voce he descubierto la capacidad de amor Dios que tienen sus Miembros. Son católicos –gracias al Señor- que con sinceridad buscan y tratan de ser fieles al Depósito de la Fe, que Dios le ha encomendado a la Santa Madre Iglesia, quienes desean ardientemente vivir la liturgia de la mejor forma que Dios le ha revelado.  Además debo agradecer a Una Voce en lo personal el que haya sido el instrumento de Dios para terminar de impulsarme a vivir el gran tesoro que es la Liturgia de siempre, y en lo institucional que nos ha permitido confirmar y fortalecer la validez y la necesidad de cumplir los objetivos que desde hace años tiene nuestro Instituto.  Y me permito invitar a que muchas almas se vinculen a estas dos Obras de Iglesia, puesto que allí pueden encontrar un espacio adecuado donde alcanzar su santificación personal así como su inserción en un campo de apostolado tan importante y vital como es la Sagrada Liturgia. El Señor les bendiga a todos, permitiéndoles vivir frecuentemente su Sacrificio Eucarístico, transformándoles en “Hostias vivas, santas y gratas a Dios”, en compañía y a imitación de María Santísima, de San José, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y de todos los Santos y Santas, en el cumplimiento de la Santísima “Voluntad de Dios, buena, grata y perfecta”  (cf. Romanos 12: 1 y 2)


Entrevistadores:
                        Daniel Arturo Varga de La Mata (Presidente Una Voce Costa Rica) y Javier Luis Candelario Diéguez
(Presidente Una Voce Cuba).

Tomado de la Revista Una Voce Informa.
Revista Mes de septiembre/2012.

lunes, 27 de agosto de 2012

¿Por qué la gente quiere la Misa Tradicional en Latín?

La respuesta simple es porque reconocen su valor. El Papa Benedicto XVI lo expresa de esta forma en la carta a los obispos que acompaña al Motu Proprio Summorum Pontificum:

Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser improvisadamente totalmente prohibido o incluso perjudicial. Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y de darles el justo puesto.
Las riquezas se encuentran en cada uno de los elementos del Misal: en las oraciones propias, así como en el ordinario, en las rúbricas, el leccionario y el calendario, y se reflejan en la espiritualidad especial de la Misa rezada, así como en las formas más espléndidas como la forma cantada y solemne de la Misa y en las ceremonias especiales para determinadas épocas del año, como en la Pascua. La impresión más inmediata que muchas personas obtienen de la Misa tradicional, y que logra atraerlas tanto, es referida en la carta a los Obispos que acompaña el Summorum Pontificum: "Aquella sacralidad que atrae a muchos hacia el uso antiguo". La Misa Tradicional hace evidente de inmediato que lo que está ocurriendo es algo sagrado.

La Misa Tradicional en Latín también tiene un lugar importante que trasciende ampliamente la vida los católicos ligados a ella. Summorum Pontificum lo expresa de esta forma:

...En algunas regiones, sin embargo, no pocos fieles adhirieron y siguen adhiriendo con mucho amor y afecto a las anteriores formas litúrgicas, que habían embebido tan profundamente su cultura y su espíritu, que el Sumo Pontífice Juan Pablo II, movido por la preocupación pastoral respecto a estos fieles, en el año 1984, con el indulto especial "Quattuor abhinc annos", emitido por la Congregación para el Culto Divino, concedió la facultad de usar el Misal Romano editado por el beato Juan XXIII en el año 1962. (SP, prefacio).
La Misa Tradicional fue para muchos el eje central de su cultura y la espiritualidad católica, esto era especialmente cierto en aquellas regiones mencionadas, donde la Misa era el centro de la piedad católica, en lugar de otras devociones extra-litúrgicas como el Rosario, las procesiones y otras.



El Papa Benedicto XVI se refiere a esta cultura y espiritualidad como algo muy positivo, su preservación es lo suficientemente importante como para justificar el acto del Papa Juan Pablo II, y por ende los subsequentes actos papales. 

Se trata de una forma de vida genuina, fecunda y llena de vitalidad que no es solamente característica de ciertas regiones en un periodo histórico determinado, sino que puede ser retomada por nuevas generaciones de católicos alrededor del mundo, lo que es notable en las numerosas comunidades que han florecido en su amor por la Misa Tradicional en diversos lugares incluyendo Costa Rica. [1]

El cardenal Castrillón Hoyos lo describió de esta manera, en una entrevista:

No me gusta, de hecho, las concepciones que quieren reducir el “fenómeno” tradicionalista sólamente a la celebración del Rito Antiguo, como si se tratase de un apego nostálgico y obstinado al pasado.  Esto no corresponde a la realidad que se vive en el interior de este vasto grupo de fieles. En realidad, estamos allí frecuentemete en presencia de una visión cristiana de la vida de fe y devoción..., un deseo profundo de espiritualidad y de sacralidad, ... Es interesante en seguida resaltar cómo se encuentran en el seno de esta realidad muchos jóvenes, nacidos después del Concilio Ecuménico Vaticano II. Ellos manifiestan... una ‘simpatía de corazón’ por una forma de celebración, y también de catequésis, que ... deja un amplio espacio al clima de sacralidad y de espiritualidad que justamente conquista también a los jóvenes de hoy: no se puede ciertamente definirlos como “nostálgicos” o como un vestigio del pasado. [2]
(Entrevista en la revista The Latin Mass, mayo de 2004)

Traducción de un artículo de "Latin Mass Society of England and Wales". 

[1]. Adenda de UVCR.
[2]. IDEM

lunes, 13 de agosto de 2012

Missa pro Defunctis


"expiarán sus culpas por medio de las llamas del purgatorio... y el dolor será más intolerable que lo que cualquiera pueda sufrir en vida" 
- San Gregorio Magno, Papa.

Teniedo en cuenta a las almas del Santo Purgatorio, que sufren tormentos inimaginables pero necesarios para purificarse y llegar a estar en la presencia divina, Una Voce Costa Rica junto con Una Voce Cuba celebraron la Santa Misa a favor de estas almas en la Isla de Cuba, de modo que muchas de ellas logren expiar sus culpas y ser parte de la Iglesia Triunfante al lado de María Santísima y en la presencia divina del Dios Uno y Trino.

Rvdo. Pbro. Jose Pablo de Jesús Tamayo Rodriguez, o.c.e - Sacerdote de Una Voce Costa Rica

"Habiendo la Iglesia católica, instruida por el Espíritu Santo, según la doctrina de la sagrada Escritura y de la antigua tradición de los Padres, enseñado en los sagrados concilios, y últimamente en este general de Trento, que hay Purgatorio; y que las almas detenidas en él reciben alivio con los sufragios de los fieles, y en especial con el aceptable sacrificio de la misa; manda el santo Concilio a los Obispos que cuiden con suma diligencia que la sana doctrina del Purgatorio, recibida de los santos Padres y sagrados concilios, se enseñe y predique en todas partes, y se crea y conserve por los fieles cristianos". - (Sesón XV) Sacrosanto e Infalible Concilio de Trento